EN MEDIO DE LA PANDEMIA, DESPIDO INJUSTIFICADO Y ACOSO LABORAL EN EL CONALEP YUCATÁN

0
746

En medio de una de las más terribles pandemias en Yucatán, donde el ingreso económico de muchas familias ha sido golpeado duramente es difícil creer que algunos centros laborales/educativos quieran despedir a sus trabajadores de forma arbitraria. Este es el caso de Cristian A. Canto Ortegón trabajador del “CONALEP Plantel Mérida II” quien el pasado 20 de agosto fue víctima de la injusticia al querer ser despedido de forma injustificada por parte de las autoridades del plantel. Este hecho fue el punto más álgido de una serie de situaciones y hostigamiento en contra del él.

Los hechos se tornaron más graves cuando el lunes 17 de agosto el Lic. Roger Alberto Bacelis Flores, director del plantel, y el Lic. Julián Alfredo Salazar Ceballos, Jefe de Proyecto de Servicios Administrativos, le indicaron que sería comisionado a la Secretaria de Desarrollo Social para trabajar en la “Bodega de Impulso Escolar”, misma acción a la cual él se negó a firmar, debido a que esta era poco clara en cuanto a las labores que realizaría y el tiempo de duración de dicha comisión. Cabe mencionar que el C. Cristian A. Canto es un trabajador sindicalizado que recibe un sueldo por parte de la federación y que estaba en su derecho a negarse sin ningún tipo de represalias.

El día 20 de este mes, al presentarse a su guardia asignada se le informo que a partir de ese día ya no laboraría mas en dicha dependencia y que pasara a firmar su finiquito. Sin más información de los motivos de su despido y ante una actitud cerrada y negativa de estas autoridades también se negó a firmar este documento y se puso en contacto con su sindicato, el cual reacciono altamente sorprendido, pues se estarían violentando los procesos establecidos para dicha acción y por sobre todo los derechos del trabajador.

Bajo un ambiente hostil la jornada trascurrió sin llegar a un acuerdo o aclaración de su supuesto despido. Al día siguiente se le notifico de manera verbal que estaba suspendido por cinco días por parte de un representante legal, el trabajador solicitó esta información por oficio lo cual le fue negado, mientras que por su parte el administrador le recalcaba que el ya no era empleado del CONALEP.

Este lunes 24 de agosto Cristian se presento a cumplir sus labores a dicho plantel y su acceso le fue negado por el personal de seguridad bajo la instrucción de los ya mencionados directivos; hay que recordar que el trabajador en ningún momento firmo o le fue entregado un oficio o liquidación.

Su caso ha generado una gran inconformidad por parte de sus compañeros puesto que no ha sido el único que ha sufrido este tipo de situaciones infundadas, generando así un ambiente de incertidumbre para quienes laboran en dicho plantel. El sindicato espera que las autoridades correspondientes se enteren de la situación que se vive en el plantel e intervengan para dar solución tanto al caso de Cristian como a la del plantel mismo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here