FALLECE EMBARAZADA POR COVID-19 EN YUCATÁN

0
102

En Yucatán, durante la pandemia de coronavirus, 75 mujeres embarazadas han contraído el virus, de las cuales 56 han sido atendidas de manera ambulatoria y 19 han requerido hospitalización; sólo una ha fallecido.

De acuerdo con información de la Dirección General de Epidemiología al 6 de julio de 2020, ocho recién nacidos de estas mujeres quedaron bajo observación por dar positivo a Covid-19.

Hasta el corte referido, 40 habían sido dadas de alta, 23 permanecían estables y 12 se reportaban como graves. Con edad promedio de 29 años, las gestantes presentaban al menos un de estas comorbilidades: hipertensión, diabetes, obesidad y asma.

Hasta el 5 de julio se han registrado en el país cinco mil 501 casos de mujeres con embarazo/puerperio en seguimiento por infección por Covid-19 y se han reportado 64 defunciones.

En relación a este tema, Marcelo González Rodríguez y Verónica Rembis Sainz, especialistas de Ginecología de Vanguardia, ubicada en el Hospital Faro del Mayab explicaron que, de acuerdo con las guías internacionales del Colegio Americano de Ginecología y Obstétrica (ACOG) se considera de alto riesgo a la paciente embarazada con síntomas como fiebre de 38° o más, tos, dificultad para respirar, falta de aliento o síntomas gastrointestinales.

“Estas pacientes deberán pasar a protocolo de estudio. Si con el interrogatorio dirigido la paciente tiene dificultad para respirar, falta de aliento, si termina una oración jadeando o con dificultad, si tiene necesidad de hacer pausas para recuperar la respiración, si expulsa sangre al toser, si presenta dolor o presión en el pecho cuando tose, si tiene síntomas de deshidratación y mareos al estar de pie, si responde de forma extraña a las preguntas o se confunde cuando contesta, se considera una paciente de alto riesgo y debe acudir al departamento de urgencias o la unidad equivalente para tratar mujeres embarazadas complicadas”, detalló el Dr. Marcelo González.

Agregó que en caso de embarazo con alto riesgo por Covid-19, se enviará a la paciente a un lugar donde debe aislarse. En estas pacientes se debe seguir el protocolo para el control de infecciones, incluido el equipo de protección personal y el tratamiento se otorgará según los protocolos establecidos por la OMS y dando prioridad a su manejo respiratorio.

La doctora Verónica Rembis mencionó que si la paciente no presenta síntomas graves de dificultad respiratoria, se deberán estudiar las comorbilidades de riesgo, por ejemplo: embarazadas que además tengan hipertensión, diabetes, asma, VIH, enfermedad cardiaca, EPOC, que consuman medicamentos inmunosupresores o tengan problemas obstétricos como trabajo de parto pretérmino o incapacidad para cuidarse a sí mismas.

“En ese caso se considera un riesgo moderado y hay que ver a la paciente lo antes posible en un entorno ambulatorio para determinar la gravedad.

Se debe iniciar aislamiento, realizar una evaluación continua del compromiso respiratorio y realizar pruebas como radiografía de tórax, oximetría de pulso y considerar una tomografía de tórax con protección abdominal. Si la paciente tiene compromiso respiratorio hay que internarla en cuarto aislado para reducir la exposición al agente”, detalló la especialista.

También dijo que se considera de bajo riesgo cuando la embarazada da positivo a Covid-19 pero no presenta ninguna dificultad respiratoria ni otros factores de riesgo. Estas pacientes pueden ser enviadas a su hogar con hidratación, descanso y control de la sintomatología, además de sus precauciones obstétricas de rutina.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here