HALLAZGOS EN LA ZONA DEL NUEVO AEROPUERTO DE MÉXICO

0
195

En el futuro aeropuerto de Ciudad de México, que se construye en la base militar de Santa Lucía, se reportó el descubrimiento de unos 60 mamuts y prácticamente en unos cuantos meses los hallazgos se han triplicado, además de que ya se cuenta con inventario de más de 8,000 huesos.

“Nunca soñamos con un proyecto de esta magnitud, es un reto y es una felicidad porque estas oportunidades pocas veces se tienen”, dijo Rubén Manzanilla López, responsable de salvamento arqueológico en Santa Lucía del INAH.

Recordó que la zona Santa Lucía está asentada en lo que antiguamente fue el lago de Xaltocan, la cual atrajo a muchos animales en diversos periodos.

“Esta era zona muy pantanosa hace unos 10,000 años y los animales quedaban atrapados en el fango e irremediablemente morían”, agregó.

El experto dijo que se tienen varios tipos de evidencias, “ya que hay restos de animales que aparecen dispersos y otros que aparecen casi completos”, como ocurrió con un mamut cuya osamenta fue hallada en más del 90%.

Manzanilla explicó que la mayor cantidad de hallazgos ha ocurrido al norte de la base aérea, “donde pudo ser algo así como una zona de oleaje que fue acumulando huesos donde los individuos aparecen completos”. Los hallazgos indican que en aquel tiempo existía una fauna muy característica del pleistoceno tardío en la zona.

“Hasta ahora tenemos evidencia de la presencia de camellos, caballos, mamuts, bisontes y posiblemente de tigre diente de sable. Todos convivieron aquí, unos como herbívoros y otros como carnívoros”, dijo.

Además, el especialista contó que están a la espera de estudios de “huellas de uso” en algunos huesos. Esto para ver “si hubo un aprovechamiento por parte del hombre, ya que a veces el uso de herramientas deja marcas en los huesos, o saber si los huesos de los mamuts y otros animales eran utilizados como herramientas”.

Para el jefe de la mesa de rescate arqueológico y paleontológico del proyecto del aeropuerto, el ingeniero militar José de Jesús Cantoral Herrera, la continuación de la obra de la terminal aérea ha sido posible, al tiempo que se realizan las exploraciones, debido a la gran extensión del proyecto.

“Tenemos más de 4,200 hectáreas en las que se desarrollan los trabajos del aeropuerto, pero los puntos de hallazgo no representan, en conjunto, ni siquiera el 1%”, explicó.

Recordó que cada una de las zonas de restricción donde se llevan a cabo las exploraciones miden unos 225 metros cuadrados “o hasta donde los arqueólogos indican el punto donde los hallazgos no se verán afectados”. Explicó que cuando se lleva a cabo un nuevo hallazgo y se detectan restos óseos se hace la restricción del área, la cual es liberada hasta que los restos sean intervenidos y explorados.

El ingeniero militar recordó que ya con las restricciones en los lugares de hallazgo, los trabajos pueden continuar pero siempre bajo supervisión y hasta que se determinen que no hay afectación alguna en el sitio.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here